Al contrario de muchas de las creencias populares que se tienen acerca de los juguetes sexuales para mujeres, en realidad el tamaño y lo extravagante de un juguete no es proporcional al placer. Muchas veces el placer no se materializa en tamaño, y este vibrador marca Minoo, es el perfecto ejemplo de todo esto, ya que no hace falta un dildo muy grande o difícil d esconder con muchos cables o un vibrador caro que muchas veces puede ser engorroso, para poder alcanzar un buen placer con un juguete.

Un placer en un tamaño discreto y divertido

Se trata de un vibrador marca Minoo, que cuenta con 10 diferentes velocidades de vibración para así poder alcanzar orgasmos y estimulación de manera rápida y sencilla a través de un tamaño discreto y muy portátil.

Posee un cuerpo corto y texturizado, que muestra con facilidad de que el tamaño no es igual al placer femenino. Para ayudar en este placer también tiene un estimulador del punto G, que combinado con sus 10 diferentes velocidades de vibración podrá brindarle al usuario muchas fantasías satisfechas.

Al tener un cuerpo coro de 50 m de largo, resulta ser un compañero fiel, porque se prestará fácilmente para viajes y poder esconderlo fácilmente, debido a que por sus compactas dimensiones, este vibrador nunca dejará al usuario luciendo como un pervertido si alguien lo llega a encontrar, ya que resultará ser muy discreto.

Cuenta con un cuerpo hecho casi en su totalidad de silicona, resultando muy fácil al tacto y también fácil de lubricar con el lubricante de la elección del usuario, en caso de que quiera ser usado para estimulación vaginal.  Debido al material con el cual está construido, es muy fácil de lavar y limpiar, de esta manera nunca tendrá un vibrador sucio y al que se le podrá realizar mantenimiento de una manera fácil y rápida. Cabe destacar que este vibrador no solo se presta para estimulación puramente vaginal, sino también anal, dejando muy abiertas e imaginativas las opciones por las cuales puede optar el usuario para poder tener el máximo placer deseado, todo esto amplificado en su totalidad por sus 10 distintas velocidades de vibración.

Aunque no es recargable, cuenta con el uso de tres baterías tipo LR44, es decir las pequeñas baterías que probablemente halle en juguetes o en pequeñas linternas. De esta manera este vibrador Minoo, resulta ser bastante fácil de recargar ya que estas baterías no son caras y se pueden conseguir con facilidad.

En conclusión la combinación de las curvas de su texturizado y la integración de 10 velocidades distintas de vibración, hacen de este juguete uno que lo seducirá de principio a fin.